Fuente: Regany Abogados

EL IMPUESTO SOBRE EL INCREMENTO DEL VALOR DE LOS TERRENOS DE NATURALEZA URBANA

SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

En línea con nuestro articulo del pasado 7 de noviembre 2016, el Tribunal Constitucional, en Sentencia de fecha 11 de mayo de 2017  ha declarado que los Arts. 107.1, 107.2 a) y 110.4, del texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales, aprobado por el Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo, son inconstitucionales y nulos, pero únicamente en la medida en que se sometan a tributación situaciones de inexistencia de incrementos de valor.

Señala en los fundamentos de la Sentencia el Tribunal:

 “…que el tratamiento que los preceptos cuestionados de la Ley reguladora de haciendas locales otorgan a los supuestos de no incremento, o incluso de decremento, en el valor de los terrenos de naturaleza urbana, gravan una renta ficticia en la medida en que, al imponer a los sujetos pasivos del impuesto la obligación de soportar la misma carga tributaria que corresponde a las situaciones de incrementos derivados del paso del tiempo, está sometiendo a tributación situaciones de hecho inexpresivas de capacidad económica, lo que contradice frontalmente el principio de capacidad económica que garantiza el artículo 31.1 CE. En consecuencia, los preceptos cuestionados deben ser declarados inconstitucionales, aunque solo en la medida en que no han previsto excluir del tributo las situaciones inexpresivas de capacidad económica por inexistencia de incrementos de valor (SSTC 26/2017, FJ 3; y 37/2017, FJ 3).

 … c) Una vez expulsados del ordenamiento jurídico, ex origine, los arts. 107.2 y 110.4 LHL, en los términos señalados, debe indicarse que la forma de determinar la existencia o no de un incremento susceptible de ser sometido a tributación es algo que solo corresponde al legislador, en su libertad de configuración normativa, a partir de la publicación de esta Sentencia, llevando a cabo las modificaciones o adaptaciones pertinentes en el régimen legal del impuesto que permitan arbitrar el modo de no someter a tributación las situaciones de inexistencia de incremento de valor de los terrenos de naturaleza urbana (SSTC 26/2017, FJ 7; y 37/2017, FJ 5).”

Atendiendo a que la Sentencia no establece limites respecto de sus efectos, parece oportuno revisar las liquidaciones o autoliquidaciones que se hubieran pagado por dicho impuesto durante los últimos cuatro años para determinar  la conveniencia de reclamar lo que pudiera haber sido indebidamente ingresado.

De hecho tras la Sentencia del TC ya algún juzgado de lo contencioso ha dictado Sentencias condenando al Ayuntamiento a devolver cobros del impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana recogiendo la inconstitucionalidad de los artículos 107.1, 107.2.a) y 110.4 de la Ley Reguladora de las Haciendas (LRHL), declarada por el TC en la mencionada Sentencia de 11 de mayo de 2017.

En estas resoluciones se determina que es la Administración quien tiene que probar que hubo incremento por lo que no se admite, como hasta ahora, la presunción sobre la existencia de incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana, siendo necesario que los Ayuntamiento acrediten la existencia de ese incremento de valor si les es discutido por el contribuyente.