La banca redefine su estrategia ante una subida de tipos más lenta de lo contemplado hasta ahora en sus planes estratégicos

La Vanguardia – 10/10/2018

Mucho se ha especulado durante el mes de septiembre sobre elcambio de inflexión del euríbor. La tendencia del índice al que están referenciadas la mayoría de las hipotecas españolas parecía indicar que ese iba a ser el primer mes, desde julio de 2014, en el que quienes revisaran su contrato se encontrarían con nuevas subidas.

No fue así, el euríbor cerró el mes en -0,166%, frente al -0,168% que había marcado el mismo mes del año anterior y la tendencia que conducía a recuperar el signo positivo se ha frenado. Esto no implica un paso atrás en la normalización de la política monetaria. La subida de los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo es una realidad que dan por segura los mercados, analistas económicos y, por supuesto, las entidades financieras.

Todos los grandes bancos españoles se rigen por planes estratégico que confían en esta variable como una de las palancas de ayuda para recuperar los márgenes de beneficio.

“No sé cuándo van a subir los tipos de interés” 

Pero la confianza en que la política monetaria sea un viento de cola para los beneficios del sector comienza a languidecer, tal y como han apuntado los principales directivos de las entidades financieras españolas que este martes se han dado cita en el IX encuentro financiero Expansión-KPMG celebrado en Madrid.

Uno de los que mejor ha explicado la situación ha sido Gonzalo Gortázar, CEO de CaixaBank, “No sé cuándo van a subir”, se ha sincerado. “Lo que parece claro es que, en el escenario base, estaremos, al menos, tres años con el euríbor por debajo del 1%”, ha apuntado Gortázar.

Una reflexión muy similar es la que ha hecho José Sevilla, consejero delegado de Bankia. “Hay un desfase temporal de al menos un año en las curvas del euríbor que nosotros habíamos previsto en el plan estratégico”, explica el directivo al tiempo que reconoce que en Bankia fueron “demasiado optimistas” en este punto.

Se imponen cambios en la forma de ahorrar

Esto da un respiro a todos los hipotecados que hay en España, pero también impactará en las políticas comerciales de las entidades financieras. Se debilita el argumento que ha impulsado las hipotecas a tipo fijo frente a las de tipo variable para cubrirse ante la subida de tipos de interés. ¿Compensará el tipo de interés pagado con la subida de tipos durante el tiempo de vida de las hipotecas? Pues con esta ralentización de la subida tal vez a más de uno no le salgan las cuentas.

Eso sí, Gortázar advierte: “cuando llegue la subida de tipos tampoco hay que descartar que suban de golpe sin que nadie se lo espere”.

Los bajos tipos de interés también plantean un reto para la estrategia comercial de la banca en cuanto a productos financieros. La tranquilidad de poner los ahorros en un depósito es historia y no se espera que se vuelva a repetir. “Lo prudente es trabajar en un marco en que los tipos de interés están a cero y ahí se van quedar. Eso lo tienen que tener en cuenta los ahorradores y nosotros también. Hay que ahorrar de forma diferente”, ha advertido Gortázar. Esa diferencia implica, en palabras del CEO de Caixabank, “asesoramiento cada vez más personalizado”.

Tanto que las entidades financieras han cambiado considerablemente el discurso respecto al realizado en el mismo evento.Mientras que hace un año la evolución de los tipos aseguraban queera clave para ajustar márgenes en su cuenta de resultados, en esta ocasión no han pasado de tener un protagonismo similar a otros de los riesgos macroeconómicos.

“Trabajar en escenarios radicales te activa la imaginación” 

“Si cuando empecé en banca alguien me hubiera dicho que era posible ganar dinero en un entorno de tipos de interés negativos no lo hubiera creído. Trabajar en escenarios radicales te activa la imaginación para buscar en el negocio nuevas alternativas”, ha comentado Jaime Guardiola, CEO de Banco Sabadell.

Esas alternativas, que no por conocidas son menos destacadas, han sido las protagonistas de muchas horas de discursos en los eventos de la jornada.Si algo tienen claro ahora las entidades financieras es que la transformación digital en todas sus variantes debe ser principal objetivo. Desde la adaptación de los procesos internos a la formación de los trabajadores, pero también dando por natural y lógico algo que hasta hace muy poco no lo era: la colaboración con las fintech.

Fintech y tecnología para crecer

Tras años de denostar a las startups que ofrecen servicios financieros y señalarlas como la competencia irreverente de los bancos, ahora la colaboración entre estos grandes bancos y el ecosistema emprendedor financiero se ve casi como una reacción natural. Desde Banco Santander hasta BBVA, Caixabank, Bankia o Sabadell se han explicado hoy ejemplos de colaboración con startups para trabajar en la transformación digital, personalización del asesoramiento, facilidades de pago… Toda una nueva forma de hacer banca que supere la tradicional tarea ganar dinero prestando a cambio de las ganancias derivadas de los tipos de interés.

https://www.lavanguardia.com/economia/20181010/452277712482/euribor-positivo-hipotecas-subida-tipos.html